Sellantes y Servicios Preventivos

Sellantes o Selladores

Los selladores ayudan a prevenir las caries al crear una barrera protectora en la superficie de mordida de los dientes posteriores. La superficie de mordida de las muelas tiene ranuras y grietas profundas que actúan como trampas de sarro y bacterias. Las cerdas del cepillo no limpian completamente estas áreas. Los sellantes proporcionan una barrera del color de los dientes, que cubre estas ranuras y grietas bloqueando eficazmente la placa y la bacteria. Con mayor frecuencia se colocan en muelas permanentes poco después de la erupción, aunque se pueden aplicar a cualquier edad en dientes con ranuras profundas que son susceptibles a la caries.

Fluoruro

Los tratamientos con fluoruro en el consultorio pueden ser una forma efectiva de reducir el riesgo de caries y aliviar la sensibilidad dental. El fluoruro fortalece el esmalte, lo que lo hace más resistente a las bacterias que causan caries, reduciendo el dolor de los alimentos y bebidas frías, el aire y los dulces. El gel de fluoruro se aplica con frecuencia a los dientes de pacientes menores de veinte años, cuando la caries es más común, pero los pacientes de cualquier edad pueden beneficiarse del tratamiento con fluoruro, especialmente si tienen un alto riesgo de caries o sufren una sensibilidad excesiva.

Mantenedores de Espacio

Cuando un niño pierde prematuramente un diente de leche, a veces se requiere un mantenedor de espacio para mantener el espacio adecuado hasta que el diente adulto llegue. Aunque siempre es mejor retener los dientes de leche hasta que se caigan naturalmente, ocasionalmente puede ser necesario extraer uno que esté causando dolor o infección. Si el diente adulto subyacente no está listo para emerger, un mantenedor de espacio, colocado correctamente, evita que los dientes vecinos colapsen en el espacio, una situación que puede comprometer la salud dental futura y afectar la apariencia física