Protector Bucal

El rechinar de dientes, o bruxismo, está directamente relacionado con el estrés y puede causar muchos problemas dentales. Si sufre de bruxismo, es posible que haya experimentado dolor de oído, dolor de cabeza, dolor de cuello, dolor muscular facial, chasquidos de mandíbula o dientes sensibles. En casos severos, también puede notar que sus dientes comienzan a verse más cortos, rotos, agrietados o astillados.

Si bien rechinar los dientes puede tener lugar durante el día o la noche, el rechinamiento nocturno no se puede controlar al dormir. Si sufre alguno de estos síntomas, o si su dentista nota evidencia de bruxismo debido al desgaste excesivo, puede recomendarle un protector bucal para proteger sus dientes de este comportamiento. Usado por la noche, el protector bucal no solo protege sus dientes del desgaste, sino que también interrumpe y reprograma las vías de recompensa en el cerebro que pueden ser responsables de su bruxismo.

Es importante reconocer que una vez que los dientes se han deteriorado por el bruxismo, es imposible deshacer el daño. La identificación temprana del problema es crucial. ¡Recuerde, sea proactivo y no reactivo!